Imprimir

 

Cualquier vivencia traumática lleva asociada una emoción que en ocasiones puede llegar a ser nuestra voz interior, la cual hará que veamos el mundo de una forma no real. Este proceso nos llevará a crear visiones personales subjetivas de adaptación para compensar tales percepciones y de esta forma poder gestionar la vida de manera eficiente sin "morir" por el camino.

Si el trauma o la emoción asociada persisten, ese tejido puede llegar a sufrir algún tipo de patología que, si se alarga en el tiempo, puede volverse incluso irreversible.

Hay numerosos estudios sobre el origen emocional de la enfermedad. Incluso seguro que cualquiera de nosotros ha tenido un dolor de estómago relacionado con una situación estresante, o un dolor de cabeza tras una discusión, una contractura, una erupción cutánea o pérdida de pelo asociado a situaciones de estrés emocional. Nada de esto nos es ajeno, ¿verdad?

 

MEMORIA SOMATOEMOCIONAL Y LA ESCUCHA CORPORAL

Por todos es sabido que las emociones afectan a nuestro cuerpo físico. Existen millones de artículos que nos hablan de la somatización de los estados emocionales negativos prolongados en el tiempo.

El estrés es un claro ejemplo. Cuando los niveles de estrés suben, el cuerpo sufre cambios bioquímicos que nos provocan taquicardias, dolores de cabeza, disminución de las defensas, problemas de estómago, úlceras, alteraciones intestinales, de la piel, etc...

Así que de esta forma nos damos cuenta cómo el exterior influye en nuestro interior físico y de cómo podemos enfermar por culpa de no hacer caso de las emociones que mantenemos a lo largo del tiempo sin atender a ellas. Esto es por lo que a veces portamos en el cuerpo memorias de emociones no resueltas y que condicionan nuestra salud irremediablemente.

La Memoria Somatoemocional es la memoria que se guarda EN el cuerpo de una emoción que ha sido retenida, suprimida o aislada de forma no consciente. 
Para poder acceder a este tipo de memorias corporales existen muchas técnicas físicas que pueden ser aplicadas por profesionales de la salud como son los fisioterapeutas. Algunas de ellas son la Inducción Miofascial, La Osteopatía o la Terapia Cráneo-Sacra, entre otras. 


Dentro de este conjunto de terapias, existe una que es menos activa por parte del terapeuta y que no depende tanto de una formación académica sino del desarrollo de otra capacidad más sutil y empática, como es la Empatía y Escucha Corporal en la que el terapeuta siente y recibe la información que el cuerpo del paciente va liberando y comunicando al terapeuta en forma de sensaciones, imágenes, palabras, etc.

Este tipo de terapia la puede recibir cualquier persona que desee conocer qué se esconde detrás de alguna lesión recidivante o algún problema físico que parece no querer sanarse con los métodos tradicionales o alternativos, o simplemente se puede realizar una sesión de Escucha para precisamente eso, escuchar lo que el cuerpo tenga que decir. Cuando es uno mismo el que desea conocer qué hay detrás de las patologías que portamos o qué quiere decir el cuerpo para llevarlo a la consciencia y poder trabajarlo.

 

MÁS INFORMACIÓN:

CURSO DE LIBERACIÓN CORPORAL Y CAMBIO INTERIOR

PARA MÁS INFORMACIÓN HAZ CLICK AQUÍ

CONTACTO: alayacentro@gmail.com

Teléfono: 91 778 84 13

e-max.it: your social media marketing partner