Imprimir

Desde que comencé a meditar en el año 2006, he llenado mi vida de acciones, emociones positivas y muchísimos aprendizajes. Los primeros pasos a la meditación pueden ser difíciles o confusos, pero cuando la incorporas a tu vida, esta cambia para siempre.

 

¿Qué es la meditación?

La meditación es una técnica ancestral que te permite conectar con el silencio y la quietud que existe en el momento presente. De esta forma, cultivas tu mente y expandes tu conciencia.

Está científicamente comprobado que la meditación te transforma de manera positiva y te ayuda a sanar trastornos emocionales y mentales como el stress, ansiedad, depresión y otras fobias. Si meditas diariamente rendirás mejor en tu trabajo, cultivarás mejores relaciones, te mantendrás en mejor forma física, verás oportunidades en lugar de obstáculos y lo más importante, agradecerás, disfrutarás y sonreirás a la vida en todo momento.

 

Esta interesante frase de Jonathan Haidt lo simplifica:

‘Suponte que encuentras un medicamento que con solo tomarlo una vez al día, reduces la ansiedad e incrementas tu grado de felicidad y bienestar. ¿Lo tomarías? Suponte ahora que este medicamento tiene como efectos secundarios el aumento de la autoestima, empatía, confianza, y además de todo esto, incrementa la memoria. Suponte finalmente, que este es un medicamento natural y gratis. ¿Lo tomarías ahora? Este medicamento existe, se llama meditación’.

 

Beneficios de la meditación diaria

  • alivio de estrés, ansiedad, dolor, malestar, depresión e ira
  • disminución de la presión sanguínea e hipertensión
  • bajos niveles de colesterol
  • uso más eficiente del oxígeno
  • incremento en la atención, sistema inmunológico, bienestar general y buen humor
  • el efecto promotor anti-aging y hormona DHEA
  • mejor calidad de sueño
  • incremento la fertilidad
  • puede aliviar síntomas provocados por irritación intestinal

 

¿Cómo incluir la meditación en tu día a día?

Lo primero es buscar un motivo, un objetivo por el cual queremos comenzar a incorporar esta práctica a nuestro día a día. Este tiene que ser personal y factible, por lo menos al principio.

Con el tiempo, poco a poco se abrirán nuevos caminos que nos llevarán a nuevos objetivos y metas mucho más profundas.

Comprometerse con uno mismo es también una parte vital para incluir la meditación en nuestra vida.

Recuerda que hay que ser paciente, especialmente al principio. Mejor poco y a menudo, que mucho en poco tiempo. Es un trabajo progresivo, un aprendizaje que dura toda la vida.

 

¿Para qué sirve la meditación?

1. Meditar ejercita la mente

La dinámica llamada plasticidad neuronal hace que nuestro cerebro cambie de forma mediante la incorporación de estímulos emocionales. Con cada pensamiento cambiamos literalmente la forma de nuestro cerebro. Lo que hacemos también es ejercitar nuestra atención, y de esta forma entrenamos nuestra mente.

Lo primero que deberíamos hacer para optimizar nuestros pensamientos y acciones diarias es tener un mayor control sobre nuestra consciencia. Esencialmente tener la facilidad de enfocar nuestra atención dónde y cómo queramos.

La meditación, por este motivo, se convierte en una herramienta esencial para lograrlo.

 

2. Meditar crea autodisciplina

Como consecuencia de fortalecer nuestra mente, desarrollamos un mayor grado de determinación. Esto surge a raíz del incremento de flujo sanguíneo en la parte fontal de cerebro cortex, dónde se encuentran las áreas que fomentan este tipo de conductas. Es como ir al gimnasio.

El cerebro es uno de los músculos más importantes del cuerpo humano.

 

3. Meditar fortalece nuestro sistema inmunológico

Vivimos en una sociedad que obliga a nuestro cuerpo a estar en un estado constante de defensa. Esto provoca estrés, y con ello nuestros niveles de cortisol y adrenalina se elevan.

Mediante la práctica de meditación diaria, llevamos nuestro cuerpo, aunque sea por unos minutos al estado opuesto: la relajación.

 

4. Meditar puede afectar a tu ADN

Tomando como referencia el punto anterior, podríamos llegar a modificar el comportamiento de una parte de nuestro sistema genético. En la actualidad, este es uno de los campos más estudiados y más excitantes.

La Universidad de Utah en USA es uno de los referentes mundiales en este tema.

 

5. Espiritualidad

Mediante la aplicación diaria de técnicas de meditación, nos conectamos con la fuerza interior que se encuentra en cada uno de nosotros, y que hace que nos encontremos con nuestra mejor versión.

Este último punto se logra realmente obteniendo primero un mayor control sobre los anteriores, no solo en el momento en que meditamos, sino también cuando lo aplicamos a nuestra rutina diaria.

Como conclusión, recuerda que vivimos en un estado constante de meditación y unión. La palabra yoga, salud y amor provienen del término unión o unidad. Por eso, en cada instante de nuestra vida, tenemos la oportunidad de traer nuestro ser al momento presente, conectar con su silencio y su magia, para afrontar el siguiente momento con más paz, alegría y bienestar.

 

Tanto si empiezas a meditar como si quieres perfeccionar tu practica, el siguiente artículo te doy algunos consejos que a mí me ayudaron muchísimo:

Consejos para optimizar tu momento de meditación

AQUÍ PUEDES ESCUCHAR MIS MEDITACIONES GUIADAS

 

Los datos técnicos y frases que encuentras en este articulo los he obtenido de:

The Relaxation Revolution. By Herbert Benson and William Proctor - Book
Why Meditate? by Matthieu Ricard - Book
www.brianjohnson.me
www.chopra.com
www.mindbodygreen.com
http://learn.genetics.utah.edu

 

 

 

 

e-max.it: your social media marketing partner